Introducción:

Los accidentes y las urgencias médicas por lo general ocurren en los sitios y en las circunstancias más inesperadas e incontrolables, donde excepcionalmente se cuenta con el personal capacitado y con los recursos necesarios para la atención de los afectados.

Una vez que ocurre un accidente, las lesiones severas y la discapacidad pueden atenuarse y la muerte evitarse mediante la intervención oportuna y adecuada de personas capacitadas.

En la mayor parte de los casos las personas que entran en contacto con un lesionado en un accidente o con el individuo que presenta una urgencia médica es el ciudadano común.

La enseñanza de intervenciones sencillas a la población ha demostrado ser aplicable en cualquier país y altamente efectiva.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) a través del Departamento para la Prevención de Lesiones y Violencia, recomienda las acciones aquí planteadas para capacitar a la población en general, como un paso inicial y primordial en el proceso para sistematizar la atención pre-hospitalaria de las urgencias médicas.

 

Recomendaciones:

1- Proteger el área, al afectado y a usted mismo:

La primera acción debe estar dirigida a asegurar el área del accidente y ubicar al afectado fuera de la zona de peligro.Atender al afectado

 

2- Valorar al afectado:

¿Está conciente?; ¿Está respirando?; ¿Está sangrando?; ¿Tiene paro cardíaco?

 

3- Solicitar ayuda a los Servicios Médicos de su localidad:

Solicitar la presencia de los servicios de urgencias con los que cuente la comunidad, poblado o ciudad donde se encuentre.

 

4- Atención al afectado:

Si está inconsciente:

Colocar a la victima boca arriba, con la cabeza en hiper-extención, llevando la nuca hacia la espalda.

Coloque algún objeto bajo la nuca o empuje con una mano la frente hacia atrás y con la otra levante el mentón hacia arriba y atrás.

 

4.1- Despejar las vías respiratorias:

Asegúrese que las vías aéreas estén permeables, retire con un trapo limpio cualquier residuo líquido o sólido. En caso de que la persona esté vomitando, gire la cabeza hacia uno de los lados.

 

    a) Si no respira, expulsar cualquier objeto atorado:

Si la persona tiene el objeto en las vías aéreas y no puede respirar; colóquese usted por detrás, ponga un puño en la boca del estómago y con la otra mano abierta sobre el puño efectúe una compresión brusca y enérgica hacia adentro y hacia arriba.

 

    b) Si no respira, dar respiración boca a boca:

Si el paciente no respira, comience inmediatamente a aplicar respiración boca a boca. Continúe sin interrupción hasta que el afectado sea evaluado por un médico o hasta que respire normalmente.

 

4.2- Si tiene paro cardíaco, dar masaje cardíaco:

Coloque en el centro del pecho el talón de su mano izquierda y encima el de la derecha, entrelazando los dedos, y con los brazos estirados oprima con fuerza y afloje rápidamente, repita esta operación cuatro veces seguidas, una por segundo.

Combine la respiración boca a boca con el masaje cardíaco. Por cada cuatro masajes una respiración.

 

4.3- Si sangra, presionar la herida. NO USAR TORNIQUETE:

Asegúrese de que no exista sangrado. Si sangra profundamente trate de contener la hemorragia aplicando presión constante con un paño limpio sobre la herida hasta que el sangrado se detenga o hasta el arribo de la ayuda solicitada.

 

4.4- Si tiene fractura, inmovilizar y si es posible estabilizar la extremidad:

En caso de que exista evidencia de una fractura no manipule la extremidad. Inmovilice con los elementos a su alcance: tablas, cartones, fragmentos de plástico o con papel periódico.

Cualquier elemento es útil para disminuir el dolor y limitar el daño.

 

4.5- Cubrir el afectado con una frazada:

Cubra al afectado sólo para conservar la temperatura corporal; ofrezca poyo para tranquilizar a la persona, no la mueva. Mantenga la espalda en una superficie plana.

 


| Home | Quienes Somos | Historial | Reciclado | Imágenes | Contáctanos |

"Cuidemos Nuestra Argentina"® 2009 Todos los derechos reservados
Buenos Aires - Argentina