Consejos y Ejercicios Para Pacientes Con Asma

 

Si bien el asmático puede practicar y triunfar en cualquier deporte, hay algunos que son más apropiados para él.

-         La Natación es recomendable, por realizarse en un ambiente húmedo y cálido, y por aumentar la capacidad vital.

-         El Karate, por enseñar el control del cuerpo y de la mente.

-         El Remo, por el ambiente húmedo, y su carácter rítmico.

-         Los deportes de coordinación (fútbol, básquet, voley) son preferibles a aquellos que exigen esfuerzo prolongado y continuo.

 

ANTE LOS PRIMEROS SÍNTOMAS CONSULTE A SU MÉDICO. EVITE LA AUTOMEDICACIÓN

 

 

Asma y ejercicio:

Al contrario de lo que mucha gente piensa, los pacientes asmáticos pueden y deben hacer ejercicio, tratando de llevar una vida normal.

 

Un paciente asmático tiene diferentes opciones para realizar deportes exitosamente: elegir las circunstancias y técnicas apropiadas, efectuar una preparación especializada y realizar tratamiento farmacológico preventivo.

 

Para no fracasar en el intento, mencionaremos dos principios fundamentales a seguir antes de encarar cualquier actividad deportiva:

A)    Realizar ejercicios de precalentamiento y enfriamiento.

B)     Uso de medicamentos preventivos según indicación médica.

 

Utilice dosis de aerosol indicada por su médico antes de iniciar los ejercicios de precalentamiento, los cuales pueden prolongarse durante 10 a 15 minutos, realice elongaciones, trotes suaves, etc.

 

Comience con el esfuerzo (siempre en forma progresiva, suave y lentamente).

 

Ante el primer síntoma de asma (tos, silbidos o falta de aire), repita los medicamentos con las dosis recomendadas por su médico, espere que pasen las molestias, y comience de nuevo con el esfuerzo.

 

Siga realizando la actividad graduando usted la intensidad y duración de la misma.

 

Una vez finalizada su actividad deportiva, realice durante 10 a 15 minutos ejercicios de enfriamiento paulatino, que pueden ser las mismas elongaciones realizadas al inicio o trotes que paulatinamente se convierten en una marcha ligera, finalizando en caminata. Acompañe este último paso con movimientos de hombros, cuello y brazos.

 

Respiración abdominal sentado:

1)      Sentarse en una silla frente a una mesa, un tanto alejado de la misma. Inclinarse como mirando el propio abdomen.

2)      Soplar. Utilizar los músculos abdominales: a medida que se inspira se hincha el abdomen, y a medida que se espira, se mete hacia adentro. Repetir 10 veces. Una variante es la de cantar en lugar de soplar. La idea es expulsar todo el aire posible de los pulmones antes de volver a inspirar. Otra variante es utilizar un libro para ayudar a comprimir el abdomen en la espiración.

 

Apoyar los antebrazos en la mesa, y la cabeza sobre ellos. Descansar hasta sentir la respiración normalizada.

 

Marcha:

1)      Caminar durante unos 15 minutos. Esta caminata debe ser dedicada exclusivamente al tratamiento del asma, no debe ser una excursión para ver vidrieras o hacer compras.

2)      Cada tanto, acelerar el ritmo de marcha durante unos 15 segundos, y recuperarse con respiración abdominal.

 

Levantar objetos pesados:

Esto no representa mayor riesgo de desencadenar un acceso asmático, y contribuye al fortalecimiento muscular y la auto-confianza.

1)      Levantar un objeto pesado (sin exagerar) y trasladarlo unos metros. Descansar y regresarlo al lugar de origen.

2)      Repetir 10 veces.

 

 


| Home | Quienes Somos | Historial | Reciclado | Imágenes | Contáctanos |

"Cuidemos Nuestra Argentina"® 2009 Todos los derechos reservados
Buenos Aires - Argentina